Comunicación para abogados

 

 

Si tuviéramos que resumir brevemente las claves principales en las que se basa la comunicación para despachos de abogados podríamos comenzar por definir sus objetivos:

1.- Se trata de diseñar (o revisar, si ya existe), una estrategia, no acciones concretas y aisladas.

2.- El objetivo puede ser doble (y no incompatible): captar nuevos clientes, y fidelizar a los que ya lo son, y crear imagen de marca, aumentar la reputación corporativa del despacho.

3.- Para todo ello, hay que disponer de tiempo, o bien hay que contratar un profesional que se encargue de diseñar y aplicar un plan de comunicación.

Por otro lado, hay que concretar algunos aspectos previos antes de implementar la estrategia de comunicación:

1.- ¿Qué queremos comunicar? En términos de márqueting hay que definir lo que se conoce como USP (Unique Selling Proposition), es decir aquel elemento único e identificador que diferencia a un producto (en este caso, un abogado, o un despacho, es decir, un profesional prestador de servicios) del resto. En tiempos de Internet, de buscadores, de algoritmos, la USP tiene que ser si es posible una palabra, o varias, que identifiquen claramente lo que ofrece ese profesional: mejor hablar de “despidos” o “falsos autónomos” que de “abogado laboralista”, si esa es la especialidad del despacho. En el caso de los despachos generalistas, hay que buscar otro elemento que les haga diferentes, como la “cercanía en el trato con el cliente”, o alguna especialidad que nadie más ofrezca, un lema, un eslogan, algo que reclame la atención y les identifique ante sus clientes potenciales y el público en general.

2.- ¿A quién nos queremos dirigir? Hay que concretar cuál es nuestro público, nuestro “target”. Si son trabajadores asalariados, pequeñas empresas, de algún sector determinado, grandes multinacionales, cuál es su nivel adquisitivo, si ofrecemos resolver conflictos interpersonales (divorcios, separaciones), asesoramiento fiscal a autónomos, … Nuestro público determinará la estrategia de comunicación.

3.- Y en tercer lugar cuáles son las herramientas de comunicación que debemos utilizar. De manera muy resumida, podemos avanzar que las principales herramientas que puede utilizar un despacho o un profesional de la abogacía son:

a.- Una web bien diseñada, adaptada a las características del despacho y a las necesidades de nuestros clientes. Imprescindible para conseguir un buen posicionamiento orgánico en Internet (que puede complementarse con alguna estrategia publicitaria de pago). Y conectada a las redes sociales del despacho.

b.- Aunque todas las redes sociales pueden ser una buena herramienta para cualquier despacho, si están bien gestionadas, es evidente que la mejor de ellas en el ámbito profesional, tanto para perfiles personales como de empresa, es Linkedin. Una red que ha ganado prestigio con el tiempo y sobre todo utilidad. Hoy en día es un método inmejorable para seleccionar personal, la mejor carta de presentación (y currículum) para cambiar de trabajo (o encontrarlo cuando se ha perdido) y un lugar ideal para colaboraciones profesionales entre sus miembros.

c.- Otras redes como Twitter, Youtube, Instagram y (en menor medida en el caso de los abogados) Facebook, junto con novedades como los Facecast, Steemit o Anchor, pueden ser muy útiles si se crea una comunidad, se diseñan contenidos adecuados para cada una de ellas y sobre todo, si se alimentan periódicamente con calidad y generan interés para nuestro público objetivo. Para un profesional, siempre es mejor no disponer de una red que tenerla y no utilizarla.

A partir de aquí, empieza todo. Hay muchas otras posibilidades de diseñar acciones de comunicación que encajen en nuestra estrategia: comunicación “off line” (los medios tradicionales), participación o convocatoria de eventos, conferencias, networking, y tantos otros.

En cualquier caso, los despachos de abogados son conscientes de que el mundo ha cambiado con velocidad y que necesitan tener presencia en Internet porque, especialmente, las nuevas generaciones, y por tanto sus futuros nuevos clientes, ya no utilizarán otro sistema para buscar profesionales, de la misma manera que la mayoría de sus acciones de compra se inician ya en la Red.

José-Manuel Silva Alcalde

Abogado y Periodista

Profesor asociado del Departamento de Periodismo UAB

Of Counsel Plana Abogados y Economistas

 

 

 

 

 

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Scroll to Top