Who will do more?


Com ja varem explicar en el seu dia, l’Estat d’Ohio va ser un dels “swing states”, clau en la victòria d’Obama el passat 6 de novembre.

Un dels factors de debat a la campanya va ser el rescat de la indústria automobilística dut a terme per l’Administració demòcrata, que segons els republicans la va portar a la fallida. Empreses com Chrysler i General Motors, instal•lades precisament a Ohio, han estat venudes a capital estranger, segons Romney per culpa de la política proteccionista d’Obama.

Un dels espots més durs de la campanya, tres dies abans de les eleccions, va ser aquest:

Aquest espot va ser durament criticat pels assessors de campanya d’Obama que van respondre amb aquest altre:

Qui tenia raó?

Quina va ser la incidència d’aquests espots en el resultat final?

15 comentaris a “Who will do more?”

  1. Casos concrets o principis generals

    Pol Serrano

    D’entrada cal dir que Ronald Reagan, la icona del conservadorisme Nord-americà, va atorgar nombrosos subsidis a Chrysler i Harley Davidson; fins hi tot va posar aranzels a les motocicletes japoneses per donar aire a les americanes. Pot semblar estrany, però pel que fa al proteccionisme, tant Republicans com Demòcrates l’han practicat. Tant el proteccionisme, com el ‘Bail Out’. De fet, des de aproximadament l’any 1815 fins el 1914, les autoritats nord-americanes van aplicar aranzels per beneficiar i protegir la seva incipient indústria. Eren constants les crítiques ideològiques de la Gran Bretanya a Amèrica. I era normal, El Regne Unit tenia una indústria consolidada, i amb els aranzels a l’altra banda de l’Atlàntic els costava més vendre el seu producte.

    El fet que es debat aquí és si ens hem de moure per un principi general, aplicable a tots els casos; o si per altre banda, no hi ha principis generals però sí casos concrets, que es resolen amb diferents polítiques. Per tant, si la indústria nord-americana és incipient, els governants del país s’han de quedar de braços creuats veient com es veuen incapacitats de tenir una indústria per la forta competència? O han de posar aranzels per poder crear la pròpia? Els governants han de deixar que la indústria automobilística s’enfonsi en benefici de les altres i en nom del mercat, o cal reparar-la per què torni a funcionar? I encara més, un cop ets una potència industrial, i ja no et cal posar aranzels, què faràs? Promoure una visió del món liberal i de lliure mercat, o defensaràs els aranzels? Tornem a l’inici: principi general, o cas concret?

    Penso que és això el que ha estat en joc a Ohio. Ha estat en joc el pragmatisme o la utopia liberal. Diu molt que el número dos de Romney, Ryan, fos un gran fan d’Ayn Rand, una llibertària com poques n’hi hagut. Penso que el votant ha vist als republicans amb una gran, drandíssima llosa ideològica més propera a la utopia que a la –tant americana- realpolitik. Els electors també han vist que s’ha gastat massa retòrica llibertària, i això cal deixar-ho als filòsofs, els polítics fan una altre cosa. Ja se sap, els filòsofs pensen, els polítics maniobren; el polític perfecte sap maniobrar tenint idees pròpies. Romney ha representat més un pensador de casa bona amb poca visió de la realitat que l’envolta, amb un número dos obsessionat amb la maldat de l’estat com a tal. Obama ha representat més el filòsof pràctic. Aquell que fa el discurs més emocionant de tots al moment després de guanyar les eleccions i hores després enfundar-se les botes i bombardejar el Iemen amb ‘drones’. Sembla que els d’Ohio ho han vist clar i han cregut que calia salvar la llegendària indústria automobilística de Detroit.

    Però diria que hi ha republicans que també hi estan d’acord…

    http://www.youtube.com/watch?v=_PE5V4Uzobc

  2. Lo primero que me ha venido a la cabeza tras ver estos dos spots electorales junto con el vídeo del Halftime of America que ha adjuntado mi compañero Pol Serrano es que esa superpotencia son los EEUU también tienen problemas y que el modelo de la mano invisible también tiene sus lagunas. Porque no todo lo va a arreglar esa mano.
    ¿Quién tiene razón? Para la mayoría de los electores en Ohio parece ser que Obama. ¿Este spot es el que le ha dado la victoria? Creo que no. La victoria se la han dado los puestos de trabajo que se han salvado.
    Después de leer a Lakoff, creo que en Ohio se puede discrepar de su teoría de que la gente no siempre vota por interés. A mi parecer, en este estado la gente ha votado por su puesto de trabajo. Al parecer, en sus cuatro años como presidente de los EEUU, el demócrata ha ayudado mediante una inyección de dinero a la industria automovilística. Desde mi punto de vista más cerca del concepto de estado europeo lo veo aceptable: es mejor ayudar a una industria que aporta muchos puestos de trabajo que no dejar que se hunda y con ella todos sus miles de trabajadores. No sé qué medidas han adoptado tras el rescate, pero creo que ha sido una buena decisión porque esos puestos de trabajo ayudan a que esa mano invisible siga moviendo la economía.
    Supongo que los republicanos, sobre todo los más liberales, pensarán que entrometerse en los asuntos propios está mal, pero entonces, ¿qué pasaría si gran parte de la población de Ohio que está viviendo de los coches pierde su empleo? El problema sería aún mayor. Gente sin ingresos en sus casas, sin prestaciones sanitarias, sin posibilidad de consumir… en definitiva, el problema pasaría a mayores.
    Intervenir en la industria automovilística ha sido de padre protector, en este caso ha sido positivo para Obama y la jugada en un Swing State como Ohio le ha salido bien. Ahora lo interesante va a ser qué pasará si esto pasa en otro estado, ¿cómo reaccionaría el presidente?

  3. Es conocida la sensibilidad de los habitantes de Ohio con la industria del automóvil debido a que es un estado en el que se calcula que aproximadamente 77 mil personas trabajan directamente para esa industria.
    Previamente a los resultados electorales, Obama había hecho un rescate que fue visto con buenos ojos por una gran parte de los electores, lo que explicaba que se mantuviera al frente de las encuestas en Ohio en su momento, pese a su criticado manejo de la economía en general. Por otra parte, Romney tuvo que soportar fuertes críticas debido a un editorial que escribió para el New York Times titulado “Let Detroit Go Bankrupt”, en el cual afirmaba que lo mejor que le podía pasar a la industria automotriz era entrar en una quiebra administrada que le permitiera sanear completamente sus pasivos. A modo de respuesta la campaña de Obama utilizó ese artículo acusando a Romney de haber querido la quiebra del sector automovilístico, y de no importarle que miles de personas perdieran sus empleos. Con el primer vídeo, Who will do more?, podemos ver como Romney pretendía darle la vuelta al argumento diciendo que fue Obama quien llevó a GM y a Chrysler “a la quiebra” utilizando un reporte de la agencia Bloomberg News para sustentar la aseveración del posible traslado de la planta de Jeep a China.
    El segundo, la respuesta de los demócratas llamada Collpase, se basó en una negación del anterior y acusa a Romney de haber “estado equivocado antes y de ser deshonesto ahora”.
    Ambos anuncios conllevan dos visiones: la de una jugada arriesgada por parte de Romney y la demostración que ninguno de los dos candidatos está dispuesto a ceder nada que comprometa sus posibilidades en Ohio, según podemos concluir con el espot de Obama.
    Pero llegaron las elecciones. Ohio se convirtió en el estado que más visitas recibió por parte de los candidatos, con 29 veces por parte del presidente Obama y otras 46 de Mitt Romney. Aún así, ambos salieron perjudicados con una pérdida de votos equivalentes 2.683.691 (-255.000) y 2.582.939 (-05.000) respectivamente.
    Por tanto, podemos afirmar que la influencia que tuvieron ambos espots fue negativa, al igual que las campañas de los candidatos. Posiblemente, el hecho de que ambos se dedicaran a desprestigiarse mutuamente con campañas negativas (a pesar de tener algo de razón en ambos casos y cada uno desde su punto de vista) fue el factor decisivo del resultado de un estado que una vez más, fue decisivo en el resultado final.

  4. Aquest és un nou exemple de les campanyes agressives que tant es porten als EEUU. Un fet objectiu, dos possibles interpretacions. Penso que enfrontaments tan directes com aquests perjudiquen als dos candidats, perjudiquen a la credibilitat de la política. És possible que els habitants de Ohio, que estan immersos en el tema, tinguin una postura i un ideari ja format sobre aquesta qüestió, però qualsevol (com jo) que no el tingui pensa immediatament que, com a mínim, un dels dos li està prenent el pel.

    És cert que ha sigut Romney el que “llença la primera pedra” i Obama el que es veu “obligat” a contestar. Però Jeep ha destruït llocs de feina als EEUU o els ha creat? No es tracta d’un fet opinable, i tot i que no he trobat les dades, és segur que un dels dos menteix. El problema de Romney és que per molt que argumenti, sembla un ideòleg, plè de bones intencions i molt convençut del que s’ha de fer, però, per molt que s’hi esforci, mai podrà tenir la credibilitat d’aquell que s’ha trobat davant la decisió definitiva. Obama s’ha guanyat una reputació. Tothom, encara que no pensi com ell, el veu com una persona seriosa i responsable. Pel que es veu, els d’Ohio no volen paraules, volen fets… No crec que l’enfrontament directe hagi sigut la estrategia més efectiva per Romney.

  5. “Osama bin Laden está muerto y General Motors está viva”, decían Obama y Joe Biden durante la campaña.

    La decisión del Presidente de salvar la industria automovilística -un rescate de 80.000 millones de dólares- le ha otorgado la reelección, ya que como resaltan diferentes medios de comunicación, el cinturón industrial ha actuado como “cortafuegos” a la hora de proclamarle como ganador de las elecciones.

    El fallo de Romney fue criticar el rescate automotriz de Obama, ya que tan sólo los estados de Ohio y Michigan albergan el 65% de fábricas de General Motors (GM) y Chrysler.

    Como explica Anne K. Walters en un análisis post electoral titulado “Obama brilla en el cinturón industrial”, en los últimos días de la campaña, Romney –hijo, por cierto, de un ejecutivo de la industria automovilística de Michigan- fue objeto de críticas por el spot que se emitió en Ohio.
    El spot de los demócratas -para rebatir la afirmación republicana de que Chrysler estaba trasladando su producción a China- desmontaba la mentira añadiendo que además, no sólo la afirmación era falsa, sino que había aumentado la producción de Jeeps en EEUU.

    Pero estos dos spots no fueron más que la punta del iceberg. El malestar venía de tiempo atrás, creado por un artículo de opinión que escribió Romney para ‘The New York Times’ . En éste podía leerse que “había que dejar que Detroit quebrara”, por lo que durante la campaña, se instaló una vaya publicitaria con esa misma frase, en Defiance (Ohio), donde GM tiene una fábrica, pero fue retirada al poco tiempo de instalarse por el rechazo que provocó entre los habitantes del lugar.

    Más allá de las diferentes estrategias de marketing político, el rescate de la industria del motor se convirtió en la garantía de que Barack Obama fuese reelegido. Haber detenido la destrucción de empleo le otorgó Ohio, el ‘swing state’ que, como escribió Jairo Mejía en ‘Expansión’, “según dicen, tiene las llaves de la Casa Blanca”. –Sus 18 votos electorales han sido para el que al final resultaba investido como Presidente de los EEUU desde 1960-.

  6. Como ya sabemos la mayoría de los estados votan siempre a un mismo partido, demócratas o republicanos. Sólo en algunos casos el resultado electoral depende de los méritos que consigan los candidatos. Entre los nueve estados que decidieron la victoria de Obama, Ohio, representó un papel fundamental.

    La crisis económica y el paro han sido unos de los temas más tratados en las elecciones. El estado de Ohio ha sido uno de los que peor lo ha pasado durante la crisis, si bien es cierto muchas de sus empresas cerraron y la tasa de paro (aunque menor que el resto de estados) bajó dos puntos desde que empezó la crisis, también ha sido uno de los estados dónde se ha notado más el impacto de la recuperación.
    La inyección de capital en Chrysler y GM han permitido mantener abiertas sus fábricas y en consecuencia la conservación de numerosos puestos de empleo.
    Es obvio que los republicanos se atribuyeron este mérito y lo sumaron a sus logros mientras que la tarea de los demócratas fue decir que las cosas no iban bien.

    Mitt Romney en su anuncio planteaba una clara pregunta, ¿A quién ayuda en presidente Obama, a Estados Unidos o a China?, dejando patente que el rescate llevado a cabo por Obama favorecía a la construcción de vehículos en China y por tanto en lugar de favorecer el empleo en EU éste lo estaba creando en China.
    Tras estas graves acusaciones, la propia empresa Chrysler, tuvo que salir a la defensa desmintiendo la creación de dichos empleos en China a expensas de los trabajadores estadounidenses y el presidente Obama lanzó su spot de contraataque.
    Los datos están sobre la mesa y la verdad es que, dejando China al margen, se han creado unos 1.100 empleos y han invertido 500 millones de dólares en su sede de Toledo, y eso ya es una victoria.
    No obstante, el anuncio de desprestigio lanzado por Romney llegó en un momento en el que la mayoría de votantes indecisos ya tenían una idea formada y era demasiado tarde como para que mensajes como los de Chrysler o GM influenciaran el resultado.
    Me gustaría comentar también el hecho de que el presidente Obama ya hubiera lanzado con anterioridad (durante los meses de verano) numerosos anuncios preventivos contra Romney, elemento que consciente o inconscientemente preparó a los votantes para la batalla que les esperaba. Tanto es así que Ohio se convirtió en uno de los estados con mayor inversión electoral.

    Por último me gustaría comentar el anuncio que Clint Eastwood protagonizó para la Super Bowl de 2012 (evento deportivo más seguido) que ha colgado Pol. Creo que éste se puede interpretar como el sentimiento estadounidense que hay y la unión que necesitaba Obama para seguir con su política pese al estado actual del País. Creo también que la frase “It’s Halftime in America” se adecua mucho a la situación americana y lleva implícito un doble sentido muy acertado y que fue muy beneficioso para el presidente republicano.

  7. Como bien has dicho Ohio pertenece a un swing state y es por ello que NECESITAN que sus políticas de gobierno se consideren firmemente. El caso es que no tienen nada más que decir para convencer, con lo que se llega a un punto de la campaña que, últimamente, se ha puesto muy de moda: hablar mal del de enfrente.
    No sé si son conscientes de que el pueblo cada vez está más harto de escuchar lo que hace el otro y no lo que va a hacer el partido que habla. Cada vez pierden más credibilidad y, por tanto, la gente cada vez cree menos en su representante.
    Es la situación en la que ha acabado Romney. Con estos spots sólo consigue poner más en contra a los que alguna vez votaron al partido republicano. El que ríe el último ríe mejor sería la frase que mejor definiría esta acción.
    El que primero contraataca cuenta con el desventaja de saber cómo reaccionará el otro y, el otro, evidentemente, tiene la ventaja de saber qué han dicho de él para saber por dónde salir. Aún más complicado acertar ciertamente en la crítica a 3 días de las elecciones. Como si no supiera que Obama iba a responder.
    Las campañas agresivas son algo que define a EEUU. Ohio es un estado complicado y para propiciar una reacción en el pueblo sólo pueden conseguirlo a través de campañas como esta. En este caso, Obama salió ganador. Consiguió que la gente odiara a Romney.

  8. Manuel Carballeda Velázquez

    La mayoría de los estados votan siempre por los demócratas o por los republicanos. Sólo unos cuántos deciden según los méritos y deméritos de los candidatos y son los que definen el resultado electoral. Esta vez en la lista no estuvieron territorios que fueron decisivos otras veces como Pensilvania, Michigan o Minnesota. Los Estados donde se llevó a cabo la batalla electoral fueron nueve: New Hampshire, Virginia, Florida, Ohio, Wisconsin, Iowa, Colorado, Nevada y Carolina del Norte.
    Pues bien, en importancia después de Florido, el Estado que influencia más en el resultado final es Ohio y ahí entra la política de Obama.
    Durante sus 4 años de mandato y en mi opinión, a sabiendas de la importancia del voto en dicho Estado, ha mantenido la tasa del paro en un 7 % (dato importante puesto que es un 0,8% inferior a la media nacional).
    En un Estado que vive de la Industria automovilística donde la crisis ha azotada sin piedad, Obama hizo un rescate de Chrysler y GM que permitió que sus fábricas de Toledo y Cleveland crearan 44.000 empleos.
    Para ser exactos, tras 500 millones de inyección de capital, en la sede de Toledo se crearon la friolera de 1500 empleos nuevos (nada mal para una industria en crisis).
    Además, cabe destacar, que para las elecciones de 2008, el por entonces Gobernador de Masachussets Mitt Romney, apoyó la decisión de no dejar que quebrara todo un Estado y su Industria. ¿Porqué ahora ataca con esto? En mi opinión ha sido una medida desesperada para acabar de confundir más a un electorado ya saturado de campañas electorales. Siempre bajo mi punto de vista, me alegro de que la jugara no le saliera bien y de que el elegido fuera Barak Obama, un hombre del que me confieso admirador y del que considero de una credibilidad intachable.

  9. En los dos spots comerciales, se contraponen dos visiones de América, una la intervencionista y la otra la más liberal.

    El spot de Romney ataca la política de rescate de industrias, en concreto la automobilística, por usar los impuestos de los ciudadanos con fines concretos, que únicamente favorecen a unos trbajadores y no al conjunto de los que pagan los impuestos.

    En el spot de Obama, se dice que el recate ha sido bueno porque al final se han creado puestos de trabajo en la compañía General Motors y Chrysler. Además, el presidente de Estados Unidos argumenta que no ha habido deslocalizaciones con su política de rescate. Es más, en su spot se comenta que ha habido un aumento de puestos de trabajo.

    Al final los electores de Ohio han visto que el rescate de Obama les ha dado puestos de trabajo y ha salvado un sector que estaba en condiciones precarias.

  10. Alba Gracia Córdoba

    La crisis ha arrasado en todos lados, incluso en esa gran potencia llamada EEUU y en estos momentos de crisis dónde hay tanta gente en paro, es normal que lo único que interese sea encontrar trabajo o mantener el tuyo si lo tienes y por lo tanto la población suele apoyar a aquel partido que más estabilidad laboral cree.

    El estado de Ohio, que esta considerado como swing state, es uno de los estados de EEUU que más a sufrido la crisis y además dónde la mayoría de su población se dedica al sector automovilístico. Por lo tanto, seguramente si Obama no hubiese contra atacado al sport de Romney la población de este estado hubiese votado al partido republicano por miedo a q los demócratas exportaran la empresa Jeep a China y dejaran sin empleo a muchos ciudadanos.

    En cambio en esta jugada el republicano Romney no ha sido del todo audaz, puesto que seguramente no esperaba que su contrincante respondiera a su agresivo spot a tan sólo tres días de las votaciones. Así que realmente lo subestimó porque la respuesta de obhama a dicho spot es, desde mi punto de vista excelente. Se ha centrado en el tema más critico y preocupante para la población de Ohio: el trabajo. Y realmente una de las frases que aparece en el spot ya es suficiente para convencer a todo el estado de Ohio: La expansión de Jeep crea 1100 puestos de trabajo. Esto basta para que la población de Ohio, repito, una población que sufre la crisis crea en la palabra de Obama y no en la de Romney.

    ¿Como conclusión, a la pregunta quién tenia razón? Sin duda opino que Obama. ¿Y que tubo que ver estos spots en el resultado final? Que la población después de ver el spot conga ataque de Obama se decidió finalmente aportar por él. Quizá porque no acusaba sin fundamento, sino que daba argumentos firmes al porqué de su propuesta.

  11. Enrique Mirambell Bassols

    Enrique Mirambell Bassols

    Crec que es tracta d’un bon exemple per deixar de manifest el tipus de publicitat que s’utilitza a tots els nivells, és igual si és política, comercial, cultural, etc. El fet és que sol ser bastant contundent i per què no, agressiva, en qualsevol àmbit de la societat americana. A primera vista, l’anunci llençat per Romney dóna a conèixer algunes afirmacions vertaderes, però hi ha que deixar clar alguns matissos.

    Romney es va oposar al que es coneix com la automotriu nord-americana, és a dir, a un “rescat”, que inclou la provisió de crèdits pont a GM i Chrysler. La discussió sobre el pla de rescat per a la durada de la campanya presidencial era si les dues empreses haurien d’haver rebut ajuda federal abans d’anar a la protecció per fallida o si la fallida no hauria d’haver estat una opció.

    És cert que ha estat Romney qui va llençar el primer atac en contra d’Obama, i aquest contesta apresuradament. Crec que la intenció de Romney és intentar canviar la tendència en un estat que podria ser clau per la victòria o derrota del republicà en les eleccions. A més, Ohio es tracta de l’estat dels Estats Units que juntament amb Michigan té més treballadors en la indústria automobilística. I és que un de cada vuit treballadors treballa en relació a l’automòbil.

    Pel que fa a l’empresa Jeep, Romney s’equivoca greument en assegurar que la producció d’aquests vehicles es traslladarà a China, i no és que no es traslladi, sinó que ademés, aumentarà la producció al nord dels Estats Units amb el nou Grand Cherokee.

    Un article escrit per Romney a l’any 2008, on criticava la intevenció de l’estat en la indústria de l’automòbil i deia literalment que el millor que li podia passar a Detroit era que quebrés, li ha passat ara factura, i la gent no ha acabat de creure’s el discurs emprat en aquest anunci, sobretot a l’estat d’Ohio, implicat aboslutament ja que es tracta del cinturó industrial més important dels Estats Units.

    No crec que l’enfrontament que ha intentat provocar Romney contra Obama hagi estat una estratègia de comunicació política efectiva, més bé al contrari, ja que s’ha endinsat en un terreny pantanós del qual no ha pogut sortir-ne airós. I és més, el fet que Obama hagi apostat des del principi per la recuperació de la indústria de l’automòbil i per a la seva intervenció, crec que ha estat un factor clau en la seva victòria en les eleccions. I així ho han manifestat diferents mitjans nordamericans amb titulars com el següent: ‘Obama triomfa en el cinturó industrial dels EUA’. Un fet tan important com aquest, sumat a diversos aspectes més generals han provocat que Obama sumi els vots electorals suficients que han ratificat la seva victòria a un dels estats claus, Ohio, en aquest cas.

  12. No es ningún secreto que la sociedad del conocido “Rust Belt”, la zona industrial de Estados Unidos, que está integrado por estados como Ohio, Illinois, Nueva York, etc., valora muchísimo el ingreso económico que le aporta la industria automovilística ya que es la base de su economía. Entonces cualquier cosa que pueda favorecer a esta industria o la pueda perjudicar va a movilizar mucho los votos en las elecciones.
    Por ejemplo cuando Obama fue elegido presidente de Estados Unidos por primera vez con el “Yes we can” en 2009 hizo una inyección de dinero que salvó a la industria automovilística salvando muchos puestos de trabajo y los “Big Three” (Chrysler, GM y Ford).
    A la hora de hacer este rescate Obama se aseguró de la salida de los directivos, pidió concesiones de sindicatos y promovió el cambio tecnológico a un precio mas o menos bajo para que le fuera más fácil a las empresas modernizarse. No ha podido curar del todo el problema que lleva acarreando el sector desde el mandato de George W. Bush pero como mínimo poco a poco se va reconstruyendo y ha podido amortiguar la caída.
    Hay un dicho popular en USA que es: “así como le va General Motor le va a la nación” esto dice mucho de la forma de pensar de los estadounidenses.

    Además un punto que Mitt Romney tiene en contra es el hecho de que en el 2008 cavó su propia tumba con el tema del rescate. Se posicionó en contra y en un artículo del NY Times dijo “dejemos que Detroit vaya a la bancarrota” esto sorprende mucho ya que el padre de Mitt es antiguo trabajador y él mismo es de Detroit, Michigan el centro del Rust Belt donde está GM y la zona donde se ubica uno de los Swing States más influyentes.
    En mi opinión el que se equivoca publicando este spot tan agresivo es Romney ya que se muestra como una persona contradictoria y en cierta medida mentiroso.

  13. Pep Carbonell Capó

    Bueno, aquí yo veo más una cuestión de oportunismo por parte del presidente Obama, de saber estar, de un poco de fortuna, tal vez.
    Obama decide intervenir la industria automovilística de Ohio (un “swing state” que ha resultado ser clave en los comicios); posteriormente el señor Romney critica ésta decisión afirmando que lo que necesitaba la industria era declararse en bancarrota para controlar, para administrar sus pasivos (una especie de concurso de acreedores), la cual cosa tampoco es mentira, es otra solución. Sin embargo, al candidato republicano se le juntan el hambre y las ganas de comer, y su teoría le sale por la culata, por lo que Obama sale reforzado en este aspecto; un aspecto que ha sido decisivo en las elecciones; sin embargo, en mi opinión; ha sido la fortuna la que ha hecho que se decantase la balanza en favor de Barack, con otras variables (en otro contexto) tal vez la propuesta Romney se hubiese recibido como la más sensata.

  14. Es tracta clarament de dues peces de publicitat negativa per atacar el rival. La de Romney és una estratègia per desacreditar l’ oponent i la d’Obama una resposta de defensa.
    Del contingut del vídeo, els dos tenen un estil similar. Però el de Romney, veient les imatges i escoltant la narració, apel.la a raonaments emocionals que potser no van ser gaire encertats tenint en compte la crisi econòmica als Estats Units i més concretament el sector automovilístic decadent nord americà.
    Sobre qui té raó és subjectiu; cadascú escombra cap a casa seva. Als demòcrates també els va ajudar la comunicació de les dues empreses d’automòbils en favor d’Obama. El que és clar és que la sensació és que la administració de l’actual Govern ha actuat per reduir la taxa d’atur i crear llocs de treball a Estats molt afectats i l’equip de Romney encar apel.la als tradicionals valors de superioritat i lideratge del país que ja han passat a millor vida. A més, els demòcrates retraten el seu oponent introduint a l’espot cites del propi Romney en que es contradiu al cap dels anys. Una de les cites és clamorosa: la de “deixeu caure Detroit. Tot plegat va semblar l’última bala a la desesperada d’uns republicans que es veien derrotats.
    Al final, davant el model industrial tradicional dels republicans, sembla que l’ Estat d’ Ohio va donar la raó i la victòria a Obama a les urnes i la campanya d’atac sobre ell no va funcionar.

  15. Veo muy acertada ésta entrada y la relación de estos dos spots con el resultado final de las elecciones (agradezco a Pol su aportación del vídeo).
    La verdad, poco queda que decir en cuanto a los antecedentes políticos relacionados con la industria del automóvil en EEUU. Pero me gustaría hacer apunte más y es que Obama calificó el viaje a GM como una “historia de éxito” y dijo que los contribuyentes estaban en camino de recuperar más de los $ 30 mil millones gastados en su gestión de la reestructuración. Eso no cuenta los casi $ 20 mil millones gastados durante el gobierno de George W. Bush en 2008 para rescatar a GM.

    Con esto me gustaría decir que todos y cada uno de los políticos de EEUU han tratado de “sacar a flote” a las compañías de automóviles americanas. Y tiene sentido si su economía se basa en el petróleo. Es cierto que aumentaron los aranceles para que consumieran más producto americano frente a la invasión japonesa, pero yo creo que actuaron correctamente. Del mismo modo que Obama, esta vez, ha tenido que mantener esos puestos de trabajo y en definitiva, los miles de votos que dependen de esa decisión. Porque seamos realistas, como apuntaban arriba, si a los 77 mil trabajadores implicados le sumamos sus familiares y todo el comercio e industria que depende de que ésta gente tenga trabajo para que el dinero siga fluyendo, …, son muchos votos. Por eso es tan decisivo Ohio, porque pocas decisiones afectan a mucha gente. Es por eso que si un presidente se vuelve a presentar a las elecciones y ha apoyado a este sector, ellos le serán fiel hasta el final. Para mi, una batalla perdida de Romney mucho antes de empezar la campaña y los fondos gastados en esos 43 viajes realizados a Ohio hubiera destinado a otros
    estados clave.

    Los spots son una muestra más del tono que han tenido las pasadas elecciones americanas. Ante la falta de argumentos o soluciones, la sátira se acentúa. Es triste. Secundo que Romney es el que comienza lanzando la piedra, pero no es razón para hacer un anuncio tan vulgar para desprestigiar. Se mofa de la caída del automovilismo americano culpando a Obama y favoreciendo la economía China.
    La réplica de Obama fue la justa y acertada, al contrario que el departamento de comunicación del señor Romney, éste si se informó y decidió entrar al trapo ya que sabían que tenían las de ganar.

    Yo creo que el departamento de Obama podía haberse planteado el no realizar ninguna acción en contestación al spot de Romney. Para mi, los votos de Ohio ya estaban ganados desde hace meses con la política llevada a cabo por su oponente. Hoy en día es el “salvador” de la industria del automóvil. Con o sin spot hay $ 30 millones gastados en reestructuración que avalan esos votos.

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Scroll to Top